Remasters, oportunidad o sacacuartos?

Con la llegada de las nuevas consolas, nuevas batallitas, y no nos referimos a enésimo título de la saga Call of Duty, sino a que cada nueva generación trae consigo nuevas y entretenidas batallas en los foros de medio mundo, cuando todo parecía prever que la batalla estrella de esta gen sería la potencia gráfica entre PlayStation 4 y Xbox One (que tiene su miga con los problemas de ambas para llegar a los 1080p/60fps) se ha colado un nuevo invitado a la fiesta, los denominados remasters, que no remakes, pero… ¿qué son y que traen estas nuevas versiones de títulos, algunos de ellos que no superan el año de venta, para que estén generando tanta polémica?.

Seria difícil no entrar a hablar sobre el tema sin mencionar el golpe en la mesa que dio Microsoft en el pasado E3 con respecto al tema, y es que mientras todo el mundo veía el combate por sacar títulos de la generación pasada en las nuevas máquinas de Sony y Microsoft, esta última anunció en su conferencia, que su actual consola de nueva generación va a ser retrocompatible con su veterana Xbox 360, ¿las consecuencias de esta decisión?, basta ver la reacción del público ante el anuncio, con fuertes aplausos que parecía que acababan de anunciar Half-Life 3 (snif).

Este adorable títulillo abrió la caja de los truenos en la nueva gen.

Este adorable título abrió la caja de los truenos en la nueva gen.

Entonces, ¿que es un remaster?, remaster son esos juegos que se reeditan a una nueva plataforma sin escribir el código desde 0, lo cual, a diferencia de una remake, lo hace (hablamos siempre en teoría y de las ganas que tenga el equipo de hacer el mismo) más parecido a su título original. Siempre los ha habido, como algunos títulos de la era PS2 a Xbox 360, pero había sido muy puntuales, ya que o bien la gente solía conservar sus consolas antiguas para jugar a los títulos clásicos, o bien las nuevas consolas traían la tan añorada retrocompatibilidad, pero ya desde la gen pasada, con la dudosa compatibilidad por software de Xbox 360, o la polémica decisión de Sony de eliminar la misma de los primeros modelos de PS3, parece que la misma es historia (refererida a llevar circuitería de la anterior máquina para hacerla 100% compatible por hardware). Y ha sido en esta nueva generación, ya sea por la escasez de títulos potentes en la primera hornada, o por la larga duración de los sistemas más veteranos, que muchas compañías (y en especial Sony), han decidido que lo que más nos apetece es jugar a lo mismo que jugamos hace no más de 3 o 4 años pero con un lavado de cara “algo” mejor.

El título que abrió la veda, y que ha demostrado que las compañías van en serio con esta nueva forma de colocar títulos fue el magnifico The Last of Us Remastered, y es que no hacia ni un año que el mismo salio para la PS3 dejándonos a todos boquiabiertos con su historia, sistema de juego y gráficos que parecían imposibles en la tercera incursión de Sony en consolas domesticas, pero ni cortos ni perezosos, y ante un escasos catálogo inicial de la nueva máquina de la compañía nipona, se anuncio este versión mejorada, pero ¿es cierto? la respuesta es un rotundo SI, The Last of Us Remastered es el mismo juego que en PS3, por tanto sabemos de antemanos que es uno de los mejores juegos que uno puede jugar hoy en día, y ademas lo adereza puliendo su ya magnifico acabamos gráfico, con un título mucho más solido y que se mueve mejor en la nueva plataforma, pudiendo jugar a 60fps, además el título cuenta con los DLCs (otro tema que da para debate largo y tendido), por lo que además tenemos el “game of the year”.

Sony indica que estos títulos son para aquellos jugadores que han dado el salto pero que no tenían PlayStation 3, un argumento que suena a excusa para justificar, como repetimos, lo que fue un pobre catalogo inicial. Pero ¿y ahora, casi dos años después del lanzamiento de las nuevas consolas?, la situación ahora es igual o peor, al caballo de Sony se han sumado nuevas compañías (hola Capcom) que han visto una manera de conseguir liquidez con menor esfuerzo, y en ,medio de toda está polémica el bombazo de Microsoft en el E3, quedaron como auténticos gamers, preocupados por y para el jugador, pero ¿habrían tomado esta decisión si fueran ellos lideres en la actual gen doblando el número de sistemas respecto a la competencia?.

 

El remaster de un remake, el colmo, made in Capcom.

El remaster de un remake, el colmo, made in Capcom.

Para terminar la polémica, y partiendo de la base que cada uno es libre de comprarlos o no, y que también es cierto que es una manera de jugar a buenos títulos que por algún motivo no pudimos disfrutar en su momento, ¿cuál es vuestra opinión respecto al tema?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *